Competencias para el siglo XXI: ¿qué está en juego?

21centuryskills21Stephen Sawchuk hace un análisis, en un reciente post en Education Week, sobre el estado del debate en los Estados Unidos sobre las llamadas “competencias para el siglo XXI”. Por un lado están los que están a favor de este modelo, promovido principalmente por la organización Partnership for 21st Century Skills  (P21). Ellos sostienen que el desarrollo del pensamiento crítico, la alfabetización digital, la creatividad o la capacidad de colaboración son vitales para moverse en un mundo más competitivo. Por otro lado, hay quienes piensan que las propuesta de P21 le falta definir más claramente un conjunto de contenidos sin los cuales no se pueden producir aprendizajes efectivos.

Diane Ratvich, una de las críticas del modelo, señala que las ideas de promover el pensamiento crítico que P21 presenta como nuevas no lo son. De hecho, esto ha estado en el centro del debate educativo a lo largo de todo el siglo XX y hay una serie de iniciativas que lo han llevado adelante de formas diversas. En una reciente debate en Common Core, Ratvich contaba sobre un caso en Kansas en la que un superintendente de educación estaba forzando a los profesores de ciencias y biología a no hacer muchas presentaciones y dejar que los estudiantes buscaran los conceptos científicos por ellos mismos, con la ayuda de la tecnología, lo cual no resulta factible. Ratvich cree que, detrás de esto, puede haber también el interés de compañías privadas por hacer negocio y vender tecnología a las escuelas y sistemas escolares. 

Daniel Willingham, por su parte, afirma que el principal problema con el enfoque de P21 es separar los conocimientos de las habilidades. En un reciente post, el explica otras de las falencias del enfoque de P21, entre ellas creer que los maestros no tienen límites cognitivos, confundir experiencia con práctica o creer que los estudiantes pueden usar Google y resolver todas sus necesidades de información.

El P21  plantea también cuestiones sobre la equidad. Otro experto, Andrew Rotherham, decía que “la cantidad de contenidos  que cada niño obtiene varía según su estatus socioeconómico, por lo que alguna gente está preocupada de que el movimiento del P21 sea débil en aquellas escuelas donde debería ser más potente.”

Este es un debate interesante que puede informar futuras discusiones en nuestro medio…

About these ads

5 comentarios

Archivado bajo EE.UU., Siglo XX1

5 Respuestas a “Competencias para el siglo XXI: ¿qué está en juego?

  1. Ricardo

    Pienso que las criticas que se hacen a la difusión que estan ganando los aprendizajes orientados al dominio de estrategias provienen de un paradigma que esta resquebrajado y que ha probado su desfase con la realidad. Los estudiantes adolescentes de un entorno urbano promedio pueden desarrollar facilmente la capacidad de identificar mapas de fuentes de informacion en línea y asi crear entornos de aprendizaje virtual. Se necesita que el docente asuma un nuevo rol frente a dos tendencias: a) el rol creciente del entorno massmediatico; b)el protagonismo del adolescente en construir criterios de credibilidad y relevancia sobre la realidad. Hasta ahora la escuela se ha considerado como el centro de la producción de aprendizajes, pensar asi ahora es un error. Si la escuela no se refunda, profundizara su irrelevancia. Se necesita una reforma copernicana que desplace del centro a la escuela y la forma a girar en el nuevo universo del conocimiento.

  2. Walter Twanama

    Las observaciones que consigna el artículo provienen de consideraciones sobre viabilidad y pertinencia, no de un paradigma resquebrajado.

    Por ejemplo, es obvio que “separar los conocimientos de las habilidades, creer que los maestros no tienen límites cognitivos y confundir experiencia con práctica” siguen siendo problemas en los llamados nuevos paradigmas, que de paso, nos acompañan al menos desde Dewey, y originan dificultades de implementación en sistemas masivos.

    Saludos,

    WT

  3. Pingback: Intriga Personal « EduCiudad

  4. Pingback: Multitasking: ¿habilidad o dispersión? « Intriga Personal

  5. José Humberto Guerrero

    La enseñanza por competencias esta en periódo de prueba hay que hacer los ajustes pertienentes en aras de mejorar. Tiene cosas positivas y negativas. Entre las primeras tenemos que el modelo sirve para que el alumno salga apto para desempeñarse labvoralmente aunque esto depende la institución formadora; segundo, se ha generado entre los docentes cuya enseñanza-aprednizaje es por competencias una especie de “pereza mental” porque han creido que no necesitan preparar clase y todo lo va ha remediar la tecnologia mediante la computadora y esa es la innovación por competencias…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s