Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

Historia de una cenicienta

Deja un comentario

cenicientaEl profesor Edver R. Paredes, educador ancashino, ha distribuido el artículo “Educación: el desencanto de una bella cenicienta” entre algunas listas de interés. En él menciona lo siguiente:

“Lo cierto es que no hay consciencia sobre la importancia de una buena educación y no tenemos claro que su buena gestión es responsabilidad de todos. Si bien contamos con planes nacionales, regionales y locales, a nivel de políticas educativas carecemos realmente de proyectos efectivos y concretos, adecuadamente financiados en el corto y largo plazo, sea a nivel familiar, institucional o social, que prioricen el tema de educación como inversión social o Proyecto de Vida. No está clara la agenda del gobierno local, regional ni central, con algunas excepciones, para darle a educación la prioridad y el presupuesto que se merece; si tenemos en cuenta que no es la cenicienta del sector público, es la hermosa princesa en el gran baile de la vida, con las hadas madrinas y padrinos que de alguna manera somos todos nosotros y nos debemos el compromiso de asegurarle una inyección suficiente de recursos económicos y la magia necesaria para que no le llegue las doce de la noche y con ella el desencanto social; movilizando estrategias para que el zapato del desarrollo económico social y cultural esté a la medida de sus expectativas y aspiraciones…”

Como dice el profesor Paredes, la educación tiende a ser la cenicienta de las políticas porque está en la cocina, mientras sus hermanastras son las que concitan la atención de la familia. ¿Qué hubiese pasado si no llegaba el hada madrina a transformar a la humilde Cenicienta en la estrella de la noche, con su vestido de fiesta, sus zapatos de cristal (auhh, tal vez por eso no se quedó toda la noche) y su carruaje de ratones convertidos en cocheros? Uno de los temas complicados, como ha señalado Wilson [1] , es el reto que plantea la concentración de costos y beneficios asociados a una política. En la medida de que las decisiones de las políticas educativas estén concentrados en un número reducido de personas o grupos, es más difícil la implementación de los cambios porque dichos actores pueden oponerse o bloquear las iniciativas más fácilmente. Por tanto, la descentralización en marcha y el protagonismo que están adquiriendo las regiones, las nuevas voces y las agendas variadas y diversas que se están planteando son algo que tenemos que tomar en cuenta y que apuntan a descentrar las decisiones y los cambios. Como las del del propio profesor Paredes.

Ver el artículo completo aquí.

[1] Citado por Corrales, J. (1999). Aspectos Políticos en la Implementación de las Reformas Educativas. Santiago: PREAL. Documento de Trabajo n° 14.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s