Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

Para aprobar las matemáticas

Deja un comentario

Nuestro amigo Danilo de la Cruz nos envía otro aporte muy interesante sobre su experiencia escolar en la etapa de secundaria en uno de los cursos que es más desafiante: las matemáticas. Nos cuenta de manera vívida y sencilla la relación con sus compañeros, las estrategias para “sobrevivir” el curso y la forma de abordar los temidos exámenes. Definitivamente, un texto que nos introduce en la cultura de la escuela pública y que nos reafirma que es necesario enfrentar la tarea escolar de manera integral, buscando aprendizajes efectivos y no caer en la mala práctica de preparar sólo para los exámenes.

Algunos extractos:

“Nuestro ingreso al tercer año de secundaria fue un choque muy duro, sobre todo en el curso de matemática, en ese entonces cada profesor imponía un estilo de enseñar y el profesor de matemática que nos tocó para desarrollar el curso, lo primero que nos explicó fue su forma de evaluar y calificar, nunca escuchamos cómo y por qué nos iba a enseñar matemática. Su mirada dura y fija nos asustaba un poco, nosotros decíamos ¡pobrecito! de tanto estudiar matemática se ha vuelto así.

Entre sus indicaciones muy enfáticas, duras y en ese entonces poco entendibles para nosotros estaban: para aprobar el curso el requisito es aprobar los exámenes escritos, no reviso cuadernos ni dejo trabajos porque eso no sirve, siempre tomo cinco preguntas nada más, cada una de ellas vale cuatro puntos, las respuestas en los exámenes deben estar en un recuadro bien señalado, aquel que no lo coloca en un recuadro no doy por válida su respuesta; los exámenes bimestrales solo demoran 45 minutos, ni un segundo más, el que entrega último tienen dos puntos menos; el que se copia y se deja copiar durante el examen está desaprobado con la mínima nota, es decir cero y siempre entrego los exámenes en la siguiente clase. Ese breve discurso fue algo así como una ametralladora de balas de grueso calibre que hirió a la mayoría, pues el tono de su voz era amenazante.”

 El texto completo se puede leer aquí.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s