Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

AH1N1 y las fisuras de nuestro sistema educativo

Deja un comentario

Ha sido confirmado el primer caso de influenza AH1N1 en un colegio estatal de Lima, en el colegio “República de Colombia” de Breña (aunque algunos opinan que hay otros casos no reportados en escuelas del Callao). Sin embargo, la manera cómo se ha tratado el asunto nos obliga a reflexionar sobre cómo se está enfrentando esto y lo que toca a las autoridades educativas y a la comunidad educativa en general. Rn primer lugar, no hay una adecuada estrategia de comunicación con los padres. Según declaraciones de los padres en dicho colegio, recogidas por RPP, se sabía de este caso desde la semana pasada pero “no se hizo nada”, se permitió que los niños siguieran yendo a la escuela. Es cierto, tal como dijo el director del colegio, que él no tenía la postestad de suspender las clases mientras el Ministerio de Salud no confirmara que este era un caso positivo, pero sin embargo, con mayor información y transparencia cada padre hubiera podido tomar la decisión que mejor creyera para sus hijos mientras se determinaba si era un caso o no de influenza AH1N1. Contribuyen a esto la tardanza, tal como han declarado, del Ministerio de Salud para enviar los resultados (5 días de demora en vez de dos). Y, por otro lado, se revela la falta de autonomía de los directores para poder tomar decisiones respecto de asunto de suma urgencia como éste, pues tal como señalaba el director,  tanto la UGEL como el Ministerio no le daban instrucciones precisas de qué hacer, más allá de las orientaciones generales que se  han dado.

Por otro lado, es lamentable que se haya dado a conocer el nombre de la niña de 12 años que ha sido infectada con el virus. No se ha tenido el cuidado de respetar la privacidad de una menor de edad y de su familia. Muy distinto de los casos que han aparecido es colegios privados en los cuales no se ha revelado el nombre de los afectados.

Todo esto son lecciones que nos pueden ayudar a ver cómo enfrentar situaciones de crisis en escuelas públicas. Los directores requieren mayor autonomía, mejor nivel de comunicación con los padres para evitar el pánico y los falsos rumores. A pesar de lo que se ha dicho en los medios, hay mucha desinformación y actitudes poco constructivas como esta de “yo-me-salvo-no-me-importan-los-demás”.  Habría que involucrar má activamente a los padres y hacer una vigilancia más activa de la situación, así como fortalecer las medidas preventivas (cubrirse la boca al toser, lavado frecuente de manos, etc.) que son las que pueden evitar que la crisis escale. Lo peor no ha pasado todavía. Se podría aprovechar esta crisis para fortalecer el sistema educativo y la co-responsabilidad con los padres en vez de ahondar sus fisuras.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s