Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

La lengua de las mariposas

2 comentarios

Leyendo la página de Educared de Argentina me encuentro con la referencia de esta magnífica película “La Lengua de las Mariposas”(1999) de José Luis Cuerda. Ambientada en España, en los años de la República previa a la Guerra Civil Española, muestra cómo un maestro va interesando a los estudiantes en el aprendizaje y en los valores a partir de una ética personal (ver más comentarios aquí)

La película es igualmente interesante porque el maestro, sin perder autoridad y parsimonia, se interesa por lo que el niño sabe o cree. “¿Qué piensas tú?” le pregunta antes de darle su opinión y deja que el niño exprese su punto de vista.

No es fácil ser maestro hoy como no lo ha sido en otras épocas. Pero si se quiere ser un maestro “que deje huella” es necesario transitar por un camino difícil, que no está libre de contradicciones, pero que se compensa grandemente con esa llama, esa curiosidad persistente que queda en el corazón y la mente de los estudiantes, esa capacidad de seguir aprendiendo a lo largo del resto de sus vidas, que es el más grande de los milagros.

“Pero los momentos más fascinantes de la escuela eran cuando el maestro hablaba de los bichos. Las arañas de agua inventaban el submarino. Las hormigas cuidaban de un ganado que daba leche con azúcar y cultivaban hongos. Había un pájaro en Australia que pintaba de colores su nido con una especie de óleo que fabricaba con pigmentos vegetales. Nunca me olvidaré. Se llamaba tilonorrinco. El macho ponía una orquídea en el nuevo nido para atraer a la hembra.

Tal era mi interés que me convertí en el suministrador de bichos de don Gregorio y él me acogió como el mejor discípulo. Había sábados y feriados que pasaba por mi casa y íbamos juntos de excursión. Recorríamos las orillas del río, las gándaras, el bosque, y subíamos al monte Sinaí. Cada viaje de esos era para mí como una ruta del descubrimiento. Volvíamos siempre con un tesoro. Una mantis. Una libélula. Un escornabois. Y una mariposa distinta cada vez, aunque yo solo recuerde el nombre de una es la que el maestro llamó Iris, y que brillaba hermosísima posada en el barro o en el estiércol…”

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

2 pensamientos en “La lengua de las mariposas

  1. Que película más bella. Refleja lo que un profesor puede llegar a hacer por sus alumnos, aún sabiendo que las creencias políticas o religiosas están marcadas en un contexto histórico.

    Muy recomendada para todos los profesores y alumnos.

    Buen tema, gracias.

  2. es una pelicula sorprendente y maravillosa te deja muchos mensajes sobre la vida es sorprendente veanla les va a facinar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s