Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

Nueva Ley de Educación de Chile (LGE)

Deja un comentario

José J. Brunner ha estado compilando en su blog diversa reacciones frente a la aprobación, el martes pasado, de la nueva Ley General de Educación (LGE) de Chile, a cargo de la presidenta Michelle Bachelet. Ninguno de los dirigentes de los partidos estuvo en la promulgación y la opinión de los críticos está dividida entre quienes sostienen que la ley recoge los consensos básicos entre als diversas fuerzas políticas, y aquellos quienen creen que la negociación en torno a la ley ha desvirtuado los propósitos iniciales que originaron las revisión de la ley anterior (LOCE), que fue una herencia del gobierno de Pinochet (de hecho, promulgada como uno de los últimos actos del gobierno militar).

En palabras de la propia presidenta Bachelet, “hay una brecha muy profunda entre la calidad de la enseñanza que recibe la minoría de los estudiantes que están educación particular pagada y la que recibe la gran mayoría que está en la educación financiada por el Estado. Tenemos que seguir trabajando para conseguir una educación de igual calidad para todos los estudiantes y este es el gran objetivo de los próximos años”. Sin embargo, muchos consideran que la nueva ley no conseguirá eliminar esas diferencias. Según el comentario de El Ciudadano, la nueva ley no resuelve cinco problemas estructurales de fondo: 1) el derecho a la educación no tiene las mismas garantías que otros derechos; 2) el Estado sigue teniendo un rol subsidiario, apenas limitado al financiamiento y la información, lo cual no es suficiente para asegurar la calidad para los niños más pobres; c) no hay cambiso en la forma como se administran las escuelas; 3) no hay mención en la nueva ley sobre el sistema de financiamiento; 5) no hay cambios sustanciales en cuanto a temas relevantes como la condición profesional de los maestros, el lucro, la manera de medir la calidad educativa. 

Un buen análisis del ejemplo chileno puede ayudar a considerar cuáles son los temas pendientes no sólo en Chile sino en la región, y cómo el marco normativos es importante para dar espacio a reformas, innovaciones, cambios sistémicos. Es cierto que no hay leyes perfectas, y detrás de las leyes se puede vislumbrar luchas de poder, intereses, tensiones inherentes de la vida democrática. Pero es evidente que las leyes no crean la realidad y que la transformación educativa debe ir mucho más allá de las leyes.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s