Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

¿A dónde queremos llegar?

Deja un comentario

Elegimos ir a la luna
en esta década y hacer otras cosas,
no porque sean fáciles,
sino porque son difíciles

John Kennedy, 12 setiembre 1962

(c) NASA

David Warlick ha publicado un excelente post titulado “What Frontier?” (¿Cuál frontera?). En él comenta una interesante conversación con Paul Gilster, autor del libro (y el blog) Centauri Dreams (“Sueños de la estrella Centauri”), que recoge la visión de aquellos que esperan dar un salto realmente cualitativo en los viajes espaciales.

El punto principal de Warlick es que no es posible avanzar para un cambio cualitativo en educación si no tenemos una visión clara de hacia dónde queremos ir. Dice él: “Ésta es la diferencia entre el reto del Sputnik de los 50s y 60s y el reto educativo de hoy. Mis profesores fueron animados para educar a una generación que iba a enviar personas a la luna y más allá, a explorar las fronteras del espacio. Hoy, hemos sido retados a correr hacia la cima (“Race to the Top”) Suena bien pero ¿en qué consiste la cima?. No hay imagen de ella que nos inspire”. (la traducción en propia)

El análisis que hace Warlick para la educación en los EE.UU. se puede aplicar muy bien para nosotros. En general, como he comentado en otra ocasión, tenemos una idea más bien negativa y pesimista sobre la educación en nuestro país. Santiago Cueto ha mencionado más de uan vez que se han tejido una serie de mitos sobre la participación del Perú en pruebas internacionales. Todo ello ha contribuido para que muchas personas piensen que la educación en nuestro país no tiene remedio. Sin embargo, muchas escuelas y muchos maestros hacen cosas extraordinarias, a pesar de la precariedad de medios y la dificultad de las condiciones en las que se trabaja. El Proyecto Educativo Nacional (PEN), desarrollado por el Consejo Nacional de Educación ha hecho un gran trabajo en movilizar a muchas personas y profesionales de la educación pero no ha sido muy efectivo en construir una visión objetivo que nos ayude a movilizarnos en torno a la educación que queremos para el futuro cercano y lejano del Perú. Muchos incluso no recordarán con precisión sobre qué tratan los 6 objetivos estratégicos delineados en el PEN. Por ello, esperamos que en los siguientes meses, en que comienza el debate electoral, seamos capaces de movilizar a los partidos y las organizaciones sociales en torno no sólo a los principios de calidad y equidad, que siguen siendo el eje de las políticas educativas, sino en torno a imágenes sobre a dónde queremos llegar con la educación.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s