Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

PISA, los EE.UU. y Shanghai

Deja un comentario

Siguen los análisis en diversos medios sobre los resultados de la prueba internacional PISA. José J. Brunner ha recogido varios enlaces de la discusión en Chile aquí, y el Grupo de Trabajo sobre Estándares y Evaluación

(c) AFP/Getty Images

Sin embargo, uno de los temas más discutidos ha sido el sorprendente desempeño de la ciudad de Shangai (China) que salió muy por encima, en todos los rubros, que los demás países y economías. Numerosos analistas en los EE.UU. han estado comentando sobre este punto, con la misma pasión cuando en los 60s la URSS se adelantó y puso el Sputnik en órbita, señalando que este es un indicio evidente del declive de la educación norteamericana frente al auge inminente de sus competidores en Asia.

No obstante, Diane Ravitch, en el blog Bridging Differences (“Another Look at PISA”) , con mayor mesura, sugiere dos puntos que hay que tener en cuenta para analizar por qué algunos han obtenido los mejores puntajes (en este caso, Shanghai y Finlandia): son sociedades que tienen sistemas escolares fuertes y no han caído en la tentación de la desregulación o la privatización. Sostiene, además, que no hay que olvidar un factor que afecta fuertemente los resultados: la pobreza infantil, que en los EE.UU. supera el 20%. Si se ajustaran  por nivel de pobreza (ver este artículo de Mel Riddeler), los resultados de los EE.UU. podrían ser mucho mejores (esto valdría también para Perú, por supuesto).

Walt Gardner se pregunta, además, si es justo comparar una ciudad (por más grande que Shanghai sea) con un país: “Shanghai difícilmente representa China dado que es un centro industrializado con muchas universidades modernas”. Pero, más alla de esto, aunque algunos autores alaban la disciplina y la orientación hacia resultados de las escuelas chinas (ver el artículo de David Barboza en el New York Times), otros hacen ver que justamente lo que limita a la educación en China es la débil orientación a la innovación, la creatividad, el desarrollo de habilidades sociales (ver a Jian Xueqin en este artículo del Wall Street Journal). Por lo visto, hay todavía mucho que discutir por delante…

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s