Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

Doble tarjeta roja

1 comentario

El castigo de la FIFA al jugador uruguayo Luis Suárez ha provocado controversia entre los expertos y comentaristas deportivos: algunos creen que la sanción es adecuada, dado el historial que ya tenía Suarez en otras ocasiones. Otros creen que el castigo es excesivo y que, detrás de ello, hay incluso intereses que quieren favorecer a ciertos países y equipos, poniendo en duda que la FIFA haya sido imparcial.

Me llamó la atención la opinión del propio presidente de Uruguay, José Mujica, que declaró: “Yo no vi que haya mordido a nadie, pero se pegan cada patada y cada ‘hachazo’. No lo elegimos para filósofo, ni para mecánico, ni para que tenga buenos modales. Es un excelente jugador y no le perdonan los defectos que tiene.” Creo que Luis Suárez no es un buen jugador si tiene conductas de este tipo. Ser buen jugador es meter goles, pero también comportarse adecuadamente en la cancha. Esta discusión me recuerda a aquellos que dicen: “Es un buen gobernante porque roba como otros, pero hace obras”. No se puede disociar algunos aspectos de la actuación de una persona, sobre todo si es un personaje público.

Por ello, creo la sanción debe ser más ejemplar cuando se trata de una figura pública. Esto ha sido, a mi entender, una doble tarjeta roja. Suárez no es cualquier jugador, es una estrella en su país. Unos días antes, ponía de ejemplo a Suárez a mi hijo de diez años, señalando que, a pesar de haberse operado en mayo de los meniscos, reapareció en el partido con Inglaterra y jugó con garra y corazón. Ejemplo de lo que es no sólo pasión, sino responsabilidad, lo que toca a un jugador, para que él hiciera lo propio respecto de sus responsabilidades escolares. ¿Cuántos otros padres habrán hecho lo mismo? Por tal razón, ¿cómo explicarle que ese mismo jugador que alababa es quien tiene una actitud tan antideportiva como para morder a un rival en la cancha? Más allá de lo que piensan los hinchas fanáticos, sostengo que el fútbol, como otros deportes populares, es reflejo de la cultura y se pueden extraer metáforas para otras facetas de la vida. Estoy de acuerdo con la sanción aunque se afecte las posibilidades de un país aguerrido y heroico como Uruguay, con tres millones de habitantes pero que ha construido su reputación en base a empeño, trabajo sostenido de las ligas infantiles y juveniles. Es un argumento muy débil señalar que otros jugadores, con faltas graves en este mundial, no han recibido el mismo castigo.

Que este caso nos enseñe –y enseñe a nuestros hijos- que en este mundo globalizado, informatizado, en el que las cámaras abundan por doquier y las redes sociales se encargar de diseminar cualquier cosa, un personaje público no puede eximirse de responsabilidad. Y hay que saber asumir las consecuencias de nuestros actos.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

Un pensamiento en “Doble tarjeta roja

  1. Pingback: Maestros que meten goles | Intriga Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s