Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner

Firme y FELIZ por la Unión

3 comentarios

En estos días próximos a las Fiestas de la Patria, quiero poner la atención sobre el lema del país. Cuando he preguntado esto a amigos y conocidos, pocos lo saben o lo recuerdan. No se enseña en el colegio ni es mencionado entre la lista de los símbolos patrios (bandera, escudo, escarapela o himno nacional). No hay nada visible que nos dé pistas, como es el caso del lema nacional de Brasil escrito en su bandera (“Ordem e Progresso”) o el de Chile inscrito en su escudo (“Por la razón o la fuerza”).

Nuestro lema nacional apareció en las primeras monedas acuñadas por orden en Congreso de la República en 1825, en que ordenó incluir en las monedas de oro y plata a “una doncella de pie, con una asta en la mano derecha sosteniendo el gorro de la libertad… en la circunferencia se pondrá el mote FIRME Y FELIZ POR LA UNIÓN…”  En el siglo XX, hasta los años 30 se acuñaron monedas con esta imagen, pero desde entonces desapareció de las monedas de curso corriente.

Políticos y personas ilustres de nuestra historia pasada y reciente tales como Jorge Basadre, Sebastián Salazar Bondy, Raúl Porras Barrenechea, Rafael Larco Herrera o Valentín Paniagua lo han invocado en discursos o escritos, llamando la atención sobre la voluntad de los fundadores del Perú de construir un país fuerte y unido. Quién mejor explica este ideal republicano es, tal vez, Jorge Basadre. En su libro La promesa de la vida peruana y otros ensayos, del año 1958, señala:

“Los americanos se lanzaron a la osada aventura de la Independencia no sólo en nombre de reivindicaciones humanas menudas… () Hubo en ellos también algo así como una angustia metafísica que se resolvió en la esperanza de que viviendo libres cumplirían su destino colectivo… ( ) En el caso concreto del Perú, sin saberlo, la promesa recogió algunos elementos ya conocidos en el pasado transformándolos. Los incas para sus conquistas inicialmente procuraron hacer ver a las tribus cuya agregación al Imperio buscaban, las perspectivas de una vida más ordenada y más próspera. Más tarde, incorporado el Perú a la cultura occidental, su nombre sonó universalmente como fascinador anuncio de riqueza y de bienestar. Al fundarse la Independencia, surgió también, un anhelo de concierto y comunidad: “Firme y feliz por la Unión”, dijo, por eso, el lema impreso en la moneda peruana. Y surgió igualmente en la Emancipación un anuncio de riqueza y de bienestar proveniente no sólo de las minas simbolizadas por la cornucopia grabada en el escudo nacional sino también por todas las riquezas que el Perú alberga en los demás reinos de la naturaleza, que el mismo escudo simboliza en la vicuña y en el árbol de la quina.”

Creo que Basadre pone énfasis en algo que algunos comentaristas recientes del lema nacional olvidan. Es cierto que la promesa es seguir creciendo como un país FIRME y UNIDO sigue vigente. En los últimos años, después de la crisis de los 80s y 90s, hemos ido creyendo que el Perú es un país que camina hacia el desarrollo. Más allá de nuestras frustraciones futbolísticas, reconocemos la potencialidad de nuestra gastronomía, de la megadiversidad natural, de la variedad para el turismo. Reconocemos la diversidad cultural y lingüística y aún es un reto sabernos un solo país entendiendo estas diferencias como riqueza, en un país que debe mantenerse unido y descentralizado al mismo tiempo.

Sin embargo, el lema nacional tiene un componente que no está en otros lemas nacionales. Nuestra vocación por la Felicidad. Esto es lo que destaca Basadre. No basta la unidad ni el desarrollo per sé si no hacen a los ciudadanos, a TODAS y TODOS los ciudadanos, más felices. Ésta sigue siendo una tarea pendiente y es una responsabilidad no sólo de los gobernantes sino de cada uno de nosotros. Se dice aún que el peor enemigo de un peruano es otro peruano. Nos cuesta alegrarnos por la felicidad y el éxito de un compatriota. Pero los fundadores de nuestro país creían que sí era posible construir una nación integrada y que llevara bienestar a todos los peruanos. Eso es lo que tenemos que recordar en todas las Fiestas Patrias hasta que lo hagamos una realidad.

Anuncios

Autor: Fernando

Educador y especialista en gestión educativa. Fui Viceministro de Educación entre el 2011 y 2014. Y Viceministro de Poblaciones Vulnerables hasta julio 2016, en el Ministerio de la Mujer.

3 pensamientos en “Firme y FELIZ por la Unión

  1. Nuestro lema es además un antídoto contra el egoísmo producto de la cultura individualista del “éxito” mal entendido que tanto vemos ahora.

  2. Pingback: Los ritos de la Patria | Intriga Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s