Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner


Deja un comentario

Política de Becas: una apuesta por hoy y por el futuro

“En lo que va del gobierno, más de 30,000 becarios han sido beneficiados por Beca 18, Beca Presidente de la República y otras modalidades. Nuestra meta es superar los 50,000 becarios, por lo que este año hemos invertido casi 500 millones de soles y se tiene previsto invertir 820 millones de soles el próximo año”.
Mensaje Presidencial, 28 de julio del 2014

 

Beca 18 es reconocido como uno de los logros de este gobierno. De hecho, es significativo que se haya pasado de entregar un promedio de 300 becas anuales a otorgar, en dos años y medio, más de 33 mil becas en varios tipos y modalidades. Pero no solo ha habido un crecimiento exponencial, sino que los becarios son distintos. La Beca de Pre-grado Beca 18 se entrega en su totalidad a jóvenes en situación de pobreza (72% en pobreza extrema y 28% en situación de pobreza), la mayoría de provincias (93% de las becas otorgadas a jóvenes que no residen en Lima o Callao), totalmente opuesto a lo que era antes.

El Programa Nacional de Becas y Créditos Educativos (PRONABEC) ha ido perfeccionando sus procesos para que no haya duda de su pertinencia y transparencia. Las subvenciones a los becarios se entregan con un sistema tipo planillas, lo que permite que tengan fondos en sus cuentas a tiempo para pagar su alojamiento o su alimentación. El pago a las universidades o institutos se hace en función de la entrega de notas y la implementación de la tutoría a becarios con un sistema de conformidades en línea. Todos los expedientes de los becarios, que incluyen sus notas de colegio, entrevistas, su ficha de situación de pobreza (SISFOH) y verificación domiciliaria, están digitalizado y permiten conocer su situación en segundos. Los procesos de convocatoria, selección y adjudicación de las becas que se ha certificado con el estándar ISO 9001, a cargo de una consultora internacional. Se ha creado, además, una Intranet que ha posibilitado una mejor interacción con los becarios a nivel nacional. Por otra parte, está en curso la elaboración de la Línea de Base del Programas con el apoyo del Ministerio de Economía y Finanzas y el Banco Interamericano de Desarrollo.

A fines del 2014 se gradúan los primeros becarios de carreras técnicas. A fines del 2016, los primeros becarios egresarán de las universidades. Por eso, el impacto de este Programa excede los tiempos del actual gobierno y es un ejemplo de una política que no se hace pensando en réditos políticos inmediatos.

Me contaba una autoridad de una universidad de Lima, que el gran número de becarios que estudian ahora en su institución ha cambiado el perfil del estudiante. De ser una universidad para jóvenes limeños de clase media, ahora se combinan distintas maneras de sentir y pensar, reflejando mejor la diversidad del Perú. No estoy seguro si todas las instituciones verán esto como una oportunidad, pero los becarios de Beca 18 ya están transformando muchos de sus centros de estudio.

Definitivamente, 50 mil profesionales y técnicos van a cambiar el panorama profesional en los siguientes años. La mayoría de ellos son la primera generación de sus familias que contará con educación superior. Cuando estos jóvenes se inserten en instituciones públicas o privadas, sobre todo en sus regiones, serán un influjo importante de capacidades humanas y profesionales para el desarrollo del país.

Finalmente, los casi 1,000 becarios de la Beca Presidente de la República que ya estudian o van a estudiar pronto en alguna de las 400 mejores universidades del mundo son una gran apuesta del país, una promesa de alto capital intelectual para el futuro. Se necesita afinar las estrategias para captarlos luego e incorporarlos en las instituciones para aportar lo aprendido y llevar la ciencia y la tecnología del Perú a otro nivel. Estamos lejos aún de los 11 mil estudiantes que envía Brasil para estudiar ciencias en universidades de los EE.UU. o los 6,600 que tiene Colombia. El tema del idioma (inglés, francés o alemán, según sea el caso) es todavía una limitación mayor para que jóvenes talentosos puedan postular a universidades norteamericanas o europeas. Pero hemos avanzado mucho en el último año, y como ha señalado el presidente Humala, se requiere que la política de becas, como parte de la reforma educativa, se convierta en “una política de Estado que trascienda a los distintos gobiernos”. Las becas han cambiado la vida a muchos jóvenes y sus familias y van a cambiar también al Perú.