Intriga Personal

“Me apasiona la enseñanza; disfruto, quizá de un modo narcisista, induciendo en los demás el interés por problemas que me intrigan personalmente” Jerome Bruner


Deja un comentario

Infraestructura educativa: avances y retos para el futuro

En el 2012, la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN) hizo un estudio y estimó que la brecha de infraestructura de servicios públicos hasta el 2021 era de 88 mil millones de dólares, 33% del PBI. En ese cálculo, sólo 388 millones correspondían a Educación. Las cifras se quedaron cortas. El Censo de Infraestructura que el Ministerio de Educación hizo a fines del año pasado han revelado algo que ya estimábamos: que la brecha en infraestructura educativa es 21.5 mil millones de dólares, más de 55 veces lo estimado por AFIN.

De los 42,300 locales censados, dos tercios requieren ser reconstruidos. La mayoría de los locales escolares en la zona rural fueron construidos por las propias familias, sin tener en cuenta todos los elementos técnicos. Por ello existen muchas escuelas dispersas. Según datos oficiales, tenemos casi el triple de locales escolares que Colombia (60,000 vs 21,000) a pesar de que la población escolar de este país vecino es mayor.

Esta tremenda dispersión y la magnitud de las necesidades hacen más difícil la tarea. Por esta razón, el Ministerio de Educación ha decidido repotenciar su estrategia para acelerar el mejoramiento de la infraestructura. En primer lugar se ha creado el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), con el fin de formular un Plan de Infraestructura multianual que permita ampliar las inversiones y mejorar la intervención. Al mismo tiempo, se ha anunciado el desarrollo de un ambicioso programa de Alianzas Público-Privadas (APPs) y de Obras por Impuestos (OXI) que permitan contar con el apoyo de proveedores privados no sólo para la construcción sino para el mantenimiento de la infraestructura. El MINEDU ha lanzado ya un grupo de paquetes de inversión para 21 colegios en Lima Metropolitana por 2,420 millones de soles.

Como ha señalado el Ministro Saavedra, de mantenerse el ritmo actual de inversiones en infraestructura educativa, se requeriría casi 20 años sólo para cerrar la brecha de infraestructura educativa, sin pensar en lo que se tiene que hacer para llevar las escuelas peruanas a otro nivel. Las iniciativas planteadas buscan acelerar el proceso, pero hay que advertir sobre sus limitaciones. Ricardo Cuenca ha señalado, mirando estudios en el Perú y fuera, que mucho del éxito del aporte privado tiene que ver con factores de las propias escuelas, así como del enfoque de la las alianzas establecidas.

La rapidez con que se puede incrementar la inversión en educación es también algo para considerar. En otros sectores, como Transporte o Energía, se puede hacer una licitación pública o una concesión por 200 millones de una vez; en educación, los colegios grandes, de más de 1,000 alumnos, requerirían al menos unos 20 millones, y se necesitan diez de ellos para equiparar una sola licitación grande de otro sector. Empaquetar obras puede ser una solución, pero no reduce el problema de tener que preparar perfiles de inversión y expedientes técnicos para cada una de ellas, lo cual aumenta la complejidad. Por ello, el MINEDU, además del PRONIED y las APPs, debe seguir haciendo transferencias a Gobiernos Regionales y Locales. Entre agosto del 2011 y junio del 2014 se hicieron transferencias por más de 2,300 millones de soles para 1,650 instituciones educativas en 23 regiones.

Lo bueno es que el Perú va a contar con una política sostenida de infraestructura educativa que atienda, en primer lugar, aquellas escuelas urbanas y rurales que están en peores condiciones, tal como lo ha identificado el Censo de Infraestructura. Debe ser parte del Acuerdo Nacional y un compromiso de todos los partidos políticos.

Diversos estudios (ver aquí y acá) han mostrado que el estado de la infraestructura tiene influencia en los logros de aprendizaje. El Proyecto Educativo Nacional (PEN) señaló la infraestructura como una de las condiciones esenciales para el aprendizaje. Un país de ingresos medios como el Perú debe reconocer esto como derecho y trabajar de manera consistente en los siguientes años, más allá de cualquier cambio de gobierno. Seguirán habiendo prioridades educativas de mayor trascendencia como el currículo o la formación/capacitación de los docentes, pero para las familias, los estudiantes, la infraestructura es, sin lugar a dudas, el rostro inmediato de la política educativa. Y queremos todos que esta cara sea amable y acogedora.

Anuncios


2 comentarios

Novedades en Brooklyn: aulas numerosas, más apoyo pedagógico

He estado leyendo con interés el artículo de Sharon Otterman en el New York Times titulado “60 First Graders, 4 Teachers, One Loud New Way To Learn” [60 estudiantes de primer grado, 4 maestros, una nueva y sonora manera de aprender]. En él se describe el experimento que se está haciendo en una escuela en una zona difícil de Brooklyn, NY, la New American Academy, en la que, en vez de asignar un maestro por cada 25 estudiantes, cuenta con 4 maestros para un grupo de 60 niños del primer grado (un maestro experimentado y tres maestros nuevos)

El modelo se mantendrá hasta el 5to grado y los maestros permanecerán con los mismos niños todos los años con el fin de reforzar los procesos en base a un conocimiento cercano de los estudiantes, muchos de los cuales vienen de familias pobres o tienen problemas de discapacidad física o emocional, y en varios casos, son violentos.

El trabajo con los niños implica movimiento, trabajo en grupos diversos que se arman y reagrupan cada 40 minutos. Muchos ven estas experiencias con expectativa. Si bien las sesiones de clase pueden parecer más ruidosas, se propicia que los niños aprendan unos de otros y, sobre todo, hay un trabajo más colaborativo entre los maestros que les permite resolver los problemas y apoyarse para evitar el estrés y apoyar mejor a los estudiantes.


1 comentario

Escuela Abierta: modelo de educación rural

Un reciente artículo de Pedro Gandolfo en El Mercurio me intrigó sobre un modelo de educación rural que no había escuchado antes: la escuela abierta.

(c) Fernando Bolaños

Según Gandolfo, el modelo de escuela abierta, “implica revertir el enfoque educativo y volcar la enseñanza escolar hacia la vida y para la vida. Mientras la educación escolar rural, en general, obedece a planes y programas de estudios, textos y guías de enseñanza elaborados e impuestos por la élite urbana moderna, ‘la escuela abierta’ propone un esfuerzo máximo de contextualización, abriendo la escuela rural hacia el entorno natural, familiar y social inmediato.”

He estado buscando en Internet más información sobre esta experiencia, que por lo visto es antigua, y es muy poco lo que he encontrado. Hay una breve presentación de Juan Oliger en la Revista Digital eRural del 2003, del cual cito algunos párrafos interesantes:

“¿ De que le sirve a un campesino haber asistido 6 u 8 años a la escuela, si cuando la abandona no ha aprendido nada de su medio, no se ha desarrollado como persona, y lo que es peor, se siente desvinculado de sus raíces y lo único que espera es emigrar a la ciudad, aumentando los cordones de miseria, la delincuencia y la frustración ?”

“Se crearon textos guías diseñados con la participación de los profesores y ensayando cada concepto con sus alumnos, para no caer en la inadecuación común que criticamos.  Los textos, estructurados en la lógica de la vida, en base a cuentos cortos, ejercicios y conceptos esenciales, con entrega de valores fundamentales, tuvieron gran acogida entre los escolares y permitió que los profesores ejercieran sin temor la metodología implícita en ellos.”

“Cada uno de esos niños se ha convertido en una persona, capaz de pensar, de hablar y de reír, de analizar, de criticar y de actuar en su medio, dispuesto a seguir adelante con sus estudios para saber más y ser más.  Ese es el cambio que se requiere para sacarlos de la pobreza en menos de una generación”


Deja un comentario

La promoción “misia”

 

“Quinto año de secundaria y aún no estábamos organizados para armar nuestras actividades de promoción… (  ) Las otras secciones del quinto año nos llevaban la delantera, pues sus padres desde el año anterior ya habían organizado su comité de trabajo, hicieron actividades y recogieron fondos económicos, tenían coordinaciones con el tutor, el auxiliar de educación y algunos profesores del colegio, mientras nosotros, nada de eso teníamos, siempre comentaban que el quinto año “E”, mi sección, -no tienen nada-, desde ese entonces nos llamaron la promoción “misia”, pues no teníamos directiva de padres, nuestro tutor pidió licencia por una semana y no regresó más, ni siquiera la promoción tenía nombre. Pienso que ese adjetivo nos motivo a organizarnos para afrontar ese reto…”

 

 Comparto con ustedes una nueva contribución de Danilo de la Cruz, docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, quien esta vez cuenta sobre sus experiencia en el último año de la secundaria y las actividades de promoción, resaltando sobre todo la iniciativa y espíritu emprendedor de todos los compañeros. Es una mirada interesante y entretenida de este acontecimiento importante al final de la etapa escolar por la que pasan la mayoría de los estudiantes secundarios, tanto en colegios públicos como privados.

Pueden ver el texto completo de la historia aquí.


Deja un comentario

Ingredientes para el cambio escolar

Roberto Barrientos, en su blog Pensando en Educación comenta un libro publicado a comienzos de este año titulado Organizing Schools for Improvement: Lessons from Chicago [Organizando escuelas para la mejora: lecciones de Chicago] escrito por Bryk, Sebring, Allensworth, Luppescu & Easton, del Consortium on School Research de la Universidad de Chicago. Luego de un amplio trabajo de campo con escuelas primarias, dichos autores concluyen que las razones para mejorar en lenguaje y matemáticas en un periodo de 7 años se debe principalmente a cinco factores esenciales: a)  el liderazgo del director; b) los vínculos entre la escuela y los padres de familia y comunidad; c) el desarrollo profesional del equipo de maestros; d) el clima de aprendizaje en las aulas; e) y la guía para mejorar la enseñanza.

Muchos de estos “ingredientes” de éxito no son desconocidos por nosotros, pero lo interesante del trabajo es que han podido medir  el impacto de dichos factores. Según ellos, las escuelas que mostraron fortalezas en los 5 aspectos tenían 10 veces más opciones de mejorar los resultados de los estudiantes en lenguaje y matemáticas que aquellas que sólo mostraban fortalezas en uno de los actores. El estudio también ha mostrado la interdependencia de los factores dado que, en los casos de las escuelas que mostraron una debilidad persistente en uno de los factores, esto sólo bloqueó para que se pudiera mejorar en algo los niveles de aprendizaje de los estudiantes.

Gracias, Roberto por la referencia a este trabajo. El prólogo del libro puede verse aquí. Hubo además un simposio en la misma Universidad de Chicago con los autores y he aquí algunos de los materiales de esa reunión.


1 comentario

“Si los niños tienen interés, la educación se da”

Estuve viendo con gran interés este video sobre la conferencia en TED del profesor indio Sugata Mitra, quien presenta los resultados de una investigación de muchos años titulada “Un hueco en la pared”. Tal como lo describe, colocó computadoras con acceso a Internet en zonas pobres de India y Sudáfrica y encontró resultados impresionantes: cómo los niños y niñas son capaces de aprender por si mismos cuando encuentran interés por lo que hacen.

En todos estos experimentos reales, los niños fueron capaces de superar los problemas del idioma y, en poco tiempo, encontrar estrategias para resolver problemas y hacer cosas que les parecían interesantes, sin supervisión o apoyo de maestros.

La tesis de Mitra no es que hay que remplazar a los maestros por computadoras. Al contrario, se trata de crear ambientes de aprendizaje colaborativo en que los niños y niñas sean enfrentados a tareas relevantes, pero sobre todo se les permita explorar, resolver problemas que les resulte interesantes, trabajar en pares para avanzar en el aprendizaje.

Pueden encontrar más información sobre el profesor Mitra aquí. Algunos de sus artículos académicos pueden ser consultados en línea. Ver aquí algunos del 2000, 2001, 2004 y 2005.

Igualmente, en la página web del proyecto “Hole in the Wall” (Un hueco en la pared) se puede encontrar más detalles sobre los estudios y las tesis del profesor Mitra.